Audiología Infantil

Audición para niños de CENTRO AUDITIVO OIR CLARO en OVIEDO

El oído es uno de los sentidos más necesarios en el desarrollo de un niño. A través de él desarrollan aptitudes de lenguaje y comunicación., y, relacionado con esto, pueden aprender a leer, disfrutar de la música, descubrir el mundo y los peligros, etc.

Cómo saber si un niño tiene problemas auditivos:
Ahora los equipos médicos cuentan con el material y la preparación suficiente para detectar precozmente si los menores tienen bien desarrollado el sentido del oído. Ya en la maternidad y durante los primeros días de vida se detectan con facilidad deficiencias auditivas. No obstante, algunas pérdidas no son tan llamativas y pueden pasar desapercibidas hasta que los niños son más mayores. 

Signos habituales de una audición no normal serían:
- no darse cuenta de que alguien que está fuera de su campo de visión le está hablando
- sobresaltarse o sorprenderse cuando se da cuenta de que le están llamando
- preguntar con frecuencia “¿qué?” cuando le hablan
- mirar mucho al rostro de las personas que le hablan
- sentarse demasiado cerca de la televisión aunque el volumen esté alto
- subir demasiado el volumen de la televisión o de los equipos de música
- no escuchar bien el teléfono y cambiar constantemente el auricular de un oído a otro
- no reaccionar ante estímulos intensos o fuertes
- aprender a hablar con dificultad o con retraso.

Si se sospecha que un niño oye mal, lo mejor es pedir al médico que le someta a una prueba auditiva. Esto determinará si existe o no una pérdida auditiva y de qué grado. Hoy en día cualquier niño puede crecer y desarrollarse normalmente con cualquier tipo de pérdida.
Las soluciones tecnológicas están, en la actualidad, muy avanzadas. 

Después de un diagnóstico claro y preciso del tipo y grado de pérdida auditiva, debe escogerse la tecnología más adecuada para permitir que un niño pueda contar desde una temprana edad con la capacidad auditiva para desarrollarse normalmente. Esta tecnología puede ser un implante coclear con un electrodo implantado quirúrgicamente en el oído externo y un procesador interno; esta opción se usa cada vez más en casos de pérdida auditiva severa a profunda. Para casos más leves y en la mayoría de casos, la elección más apropiada son los audífonos. Éstos amplifican los sonidos y pueden ayudar a niños de cualquier edad. Lo más normal es adaptar audífonos retroauriculares para los niños más pequeños, cuando van creciendo se pueden implantar audífonos intraauriculares, hechos a medida del oído y que resultan eficaces para pérdidas auditivas desde leves a graves. La decisión de si debe usar uno o dos audífonos se corresponde con el tipo de pérdida auditiva.

En el Centro Auditivo OirClaro pretendemos desarrollar una mejor adaptación protésica en los niños, ya sea su pérdida leve, media, moderada o profunda.
También ayudamos a que su desarrollo educativo sea mejor al poseer una mejor audición.
Damos a conocer a las familias las mejores soluciones tecnológicas para eliminar las barreras de comunicación. A la vez promovemos nuevas soluciones técnicas en Frecuencia Modulada (FM) aplicadas al aula y al ocio.

Centro auditivo OírClaro

  C/La Lila 3-1º A,
Oviedo, 33002, (Asturias)

  985 204 387

  985 204 387

Servicios

Soluciones auditivas y audífonos